¿Qué es la legítima de una herencia?

que es la legitima de una herencia

La muerte es un tema que preferimos ignorar mientras vivimos, por ello, no es extraño que llegado el momento de la defunción aparezcan todo tipo de problemas y dudas ligadas al hecho de que la persona, en vida, no haya hecho una correcta planificación sucesoria. Por ello, muchas personas se pueden preguntar qué es la legítima de una herencia. La legítima es aquella parte de nuestro patrimonio que obligatoriamente ha de ser para los denominados herederos forzosos.

Por lo tanto, la legítima es aquella parte de la herencia sobre la cual el testador no puede decidir y que pasa obligatoriamente a las personas que la ley establece. A las personas que cuentan con este derecho se les denomina legitimarios o herederos forzosos.

La porción de la legítima varía según la ley que rija la sucesión. En el caso de Cataluña se recoge en el Código Civil Catalán (CCCat) en el cual se establece que es de ¼ del total de la herencia.

¿Quiénes son los herederos forzosos o legitimarios?

En Cataluña, la legítima corresponde:

  1. A los hijos a partes iguales. En el caso de que alguno de los hijos fallezca antes que el causante o haya sido desheredado, la legítima podrá ser reclamada por sus descendientes, es decir, los nietos del causante.
  2. No habiendo descendientes, corresponde la legítima a los padres a partes iguales.

Si un heredero legitimario no puede heredar (porque ha muerto, es indigno o está ausente) lo podrán hacer sus descendientes respectivos. Si, por ejemplo, en la herencia de un padre que tiene tres hijos, uno de ellos muere antes que el padre, su parte legítima (un tercio de la cuarta parte de la herencia) se repartirá entre los hijos (nietos) del hijo fallecido.

No será así en los casos de renuncia a la legítima. El heredero que renuncie se entiende que renuncia a la herencia de él y a la de sus herederos, y por tanto la parte de la legítima irá a engrosar la herencia.

La cuantía de la legítima

Como hemos dicho, la legítima es la cuarta parte de la cantidad que resulte del valor de los bienes de la herencia en el momento en que fallece el causante. Para calcularla, deben restarse las deudas y los gastos de última enfermedad y entierro y sumarse las donaciones que causante tuviera durante los 10 años previos a su muerte y las que fueran imputables a la legítima.

Se consideran imputables a la legítima las donaciones inter vivos otorgadas por el causante con pacto expreso de imputación, o bien las hechas en pago o a cuenta de la legítima. Por ejemplo, son imputables a la legítima, salvo que el causante disponga otra cosa:

  • Las donaciones hechas por el causante a favor de los hijos para que puedan adquirir su primera vivienda o emprender un negocio.
  • Las atribuciones particulares en pacto sucesorio, las donaciones por causa de muerte y las asignaciones de bienes a cuenta de la legítima, hechas también en pacto sucesorio, cuando se hagan efectivas.

Casos en los que no hay derecho a la legítima

Si la persona que ha hecho el testamento quiere privar a los beneficiarios de la legítima o de cualquier participación en el reparto de sus bienes, tendrá que probar la existencia de una causa legal de desheredación para poder hacerlo. Es lo que se denomina en términos jurídicos causa de justa desheredación o indignidad sucesoria e incluye comportamientos como, por ejemplo, la denegación de alimentos por parte del legitimario al testador, el maltrato grave, la suspensión o privación de la potestad parental o la ausencia manifiesta y continuada de relación familiar.

Herento entiende la reclamación de la legítima como un proceso complejo y delicado, por ello, cuenta con un equipo de abogados en sucesiones especialistas y economistas de sólida trayectoria en el sector sucesorio que resuelve cada caso de manera óptima.

Si tienes alguna consulta sobre la legítima, estaremos encantados de atenderte en nuestro despacho de Barcelona.
Llámanos, envía un email a la dirección de correo electrónico
indicada o rellena y envía el siguiente formulario.

Datos de contacto

935 212 188
herento@herento.com

Horario

Lunes a jueves:
09:30 a 14:00h y 16:00 a 19:30h
Viernes: 09:30 a 14:00h

Localización

Passeig de Gràcia, 32,1-2
08007 Barcelona

    Author avatar
    Pol Gallifa Ferrer
    Pol Gallifa Ferrer. Abogado de Barcelona. Máster en Abogacía, miembro del equipo de Herento, firma especializada en planificación de herencias y gestión patrimonial.