El cuaderno particional y la partición de la herencia

cuaderno particional

El cuaderno particional es un documento en el que se recogen todas las operaciones correspondientes a la partición de una herencia. Por tanto, mediante el cuaderno particional, se realiza el reparto de los bienes hereditarios entre los llamados a la herencia.

En este cuaderno se recoge la participación de cada heredero en la herencia, el inventario, la liquidación de las deudas, la parte de la herencia que se atribuye a cada heredero y, cuando corresponda, la separación de bienes.

Dicho documento puede ser público o privado. Si la herencia está formada únicamente de bienes muebles y dinero, puede hacerse en documento privado. En cambio, si existe algún inmueble, es necesario acudir al notario para otorgar escritura pública.

Funciones del cuaderno particional en la herencia

Las funciones más destacadas del cuaderno particional en la tramitación de una herencia son las siguientes:

  • Permite un registro de todas las operaciones de partición.
  • Evita desequilibrios económicos entre los beneficiarios de la herencia.
  • Proporciona seguridad jurídica a la partición.
  • Posibilita la liquidación del Impuesto de Sucesiones
  • Admite una fácil impugnación del reparto en el caso de que sea necesario.

¿Quién elabora el documento?

Pueden redactar el cuaderno particional las siguientes figuras:

  1. Herederos de común acuerdo: cuando el testador no haya realizado el reparto o no exista testamento, los herederos pueden repartir la herencia de la forma que prefieran.
  2. El contador partidor dativo: hay supuestos en que los herederos no se ponen de acuerdo en el reparto de la herencia, cuando esto sucede, los herederos que representen al menos el 50% del caudal hereditario pueden solicitar al Letrado de la Administración de Justicia o a un Notario el nombramiento de un contador partidor.
  3. El contador partidor testamentario: en algunos casos, el testador nombra en el testamento un contador partidor testamentario encargado de repartir los bienes de la herencia.

Estructura

La estructura de un cuaderno particional debe contener todas las fases que forman parte de la partición de la herencia:

  • Inventario: lista exhaustiva donde se recogen todos los activos (bienes y derechos) y pasivos (deudas y obligaciones) que forman una herencia.
  • Avalúo o tasación: valoración de todos los elementos del inventario.
  • Liquidación: satisfacción de todas las deudas a través del activo de la herencia. Una vez resuelta esta fase, se pude proceder al reparto de bienes.
  • Adjudicación: reparto equitativo de todos los bienes y derechos a cada heredero.

Supuestos en los que no debe redactarse un cuaderno particional

Existen una serie de supuestos en los que no debe realizarse un cuaderno particional. Por ejemplo, cuando hay testamento y el testador ya ha repartido los bienes hereditarios no se puede elaborar un cuaderno particional ya que la ley de la sucesión es la última voluntad que manifiesta el testador en su testamento y su repartición de bienes deberá respetarse.

Tampoco debe elaborarse el cuaderno cuando el heredero es una sola persona, ya que entonces no hay nada que repartir ni existe una comunidad hereditaria. Todos los bienes pasan a ser propiedad del heredero único automáticamente.

En Herento, abogados de herencias en Barcelona te asesoramos sobre el proceso sucesorio. Si tienes alguna consulta, estaremos encantados de atenderte.
Llámanos, envía un email a la dirección de correo electrónico
indicada o rellena y envía el siguiente formulario.

Datos de contacto

935 212 188
herento@herento.com

Horario

Lunes a jueves:
09:30 a 14:00h y 16:00 a 19:30h
Viernes: 09:30 a 14:00h

Localización

Passeig de Gràcia, 32,1-2
08007 Barcelona

    Author avatar
    Pol Gallifa Ferrer
    Pol Gallifa Ferrer. Abogado de Barcelona. Máster en Abogacía, miembro del equipo de Herento, firma especializada en planificación de herencias y gestión patrimonial.