La crisis del Covid-19 prevé dejar un aluvión de renuncias a herencias este año

renuncias a herencias

La mortalidad causada por la pandemia del coronavirus, además de derivar en una recesión económica sin precedentes, ha provocado importantes retrasos en la tramitación de documentos. En esta línea, se prevé que el Covid-19 deje un aluvión de renuncias a herencias durante este 2021 a causa del miedo de heredar más deudas y obligaciones tributarias que bienes.

Si bien en 2020 se firmaron 616.561 testamentos y se renunció a 44.408 herencias, los expertos aseguran que la cifra este 2021 será récord debido al alza en la mortalidad, el retraso de trámites y la recisión.

Además, desde 2017, el número de renuncias a herencias se ha multiplicado por cuatro, desde las 11.000 de ese mismo año a las 47.421 de 2019, según datos del Consejo General del Notariado. La cifra no ha parado de crecer año a año, llegando a subir un 24% solo en 2013. En cambio, las aceptaciones de herencias apenas han oscilado entre las 26.000 y 32.000 al año.

Recibir los bienes, pero también las deudas

El temor a deudas y tributos explica el auge de rechazos de herencias ya que, los sucesores de una persona reciben el activo, pero también el pasivo (sus deudas), a las cuales tendrán que hacer frente con su propio patrimonio. Esto, combinado con una crisis económica como la actual hace que, en ocasiones, recibir herencias se traduzca en recibir deudas.

Además, al recibir una herencia también entra en juego el pago del Impuesto de Sucesiones y el de la plusvalía municipal. El beneficiario tiene seis meses para liquidar dicha factura tributaria desde el fallecimiento de quien lega y que puede resultar prohibitiva para herederos sin liquidez.

Por lo tanto, puede ocurrir que, por ejemplo, en la herencia haya un piso de mucho valor, pero si el heredero no dispone de dinero líquido, no podrá pagar el impuesto. No obstante, hay que tener en cuenta que hay regiones que aplican fuertes bonificaciones entre familiares directos, una ventaja fiscal que no sucede en todas las comunidades.

En Catalunya, con la reciente modificación del Impuesto de Sucesiones, la bonificación general queda eliminada y también se reduce con la reforma, que desaparece si en la propia herencia hay una empresa familiar, cualquier tipo de negocio o participación y acción en sociedades.

Aceptar una herencia sin asumir sus cargas: una opción desconocida

La vía para aceptar un legado sin asumir sus cargas apenas se usa por desconocimiento, no obstante, sí que existe una manera de aceptar la herencia sin comprometer el patrimonio propio: la aceptación de herencia a beneficio de inventario.

En la aceptación de herencia a beneficio de inventario, el heredero sólo responde de las deudas del difunto con el patrimonio heredado. Es decir, que la insolvencia del fallecido no afecta al patrimonio que el heredero tenía antes de heredar.

Mientras que en 2015 se tenía que acudir al juzgado con abogado y procurador, ahora puede tramitarse en la notaría sin mayor coste que una herencia usual. Sin embargo, apenas se sellan 800 de ellas al año por el desconocimiento de que sí es posible aceptar una herencia sin cargar con sus deudas.

Si tienes alguna duda sobre el derecho sucesorio, el equipo de abogados de Herento te dará el mejor asesoramiento en sus oficinas de Barcelona.
Llámanos, envía un email a la dirección de correo electrónico
indicada o rellena y envía el siguiente formulario.

Datos de contacto

935 212 188
herento@herento.com

Horario

Lunes a jueves:
09:30 a 14:00h y 16:00 a 19:30h
Viernes: 09:30 a 14:00h

Localización

Passeig de Gràcia, 32,1-2
08007 Barcelona

    Author avatar
    Ramón Pratdesaba Ricart
    Ramón Pratdesaba ejerce como abogado en Barcelona desde el año 1988 y desde hace más de 25 años está especializado en el derecho de sucesiones.